Muchas gracias a todos, deseamos que paséis un buen verano y poder vernos de nuevo de forma presencial en Septiembre.
Y si queréis seguir nuestras clases de meditación online durante el verano, sólo tienes que echarle un vistazo a la web y apuntarte a la que más te guste.
Hasta pronto.

MAESTRA
Instag
Kadam Natalia Rouco
  • Kadam Natalia Rouco es la maestra principal del Centro Budista Kadampa Lamrim de Valladolid. Practica budismo kadampa desde el año 2008, cuando conoció a su guía espiritual el venerable Gueshe Kelsang Gyatso en Inglaterra. Desde entonces, ha estado formándose a través de los programas de estudio Fundamental y de Maestros creados por Gueshe Kelsang, para cualificar su meditación y conocimiento de las enseñanzas budistas.
  • Ha sido maestra de clases semanales adscrita a los Centros de Brighton y Madrid durante 5 años. Ha sido la maestra principal del Centro Budista Avalokiteshvara de Huelva durante 4 años. Además, cuenta con amplia experiencia en la organización y apoyo a la labor de difusión de la meditación de los centros kadampas, al haber ocupado diferentes puestos de responsabilidad tanto en España como en Inglaterra. Ahora, dedica todo su tiempo como voluntaria al centro kadampa de Valladolid
  • Su claridad y cercanía al exponer las enseñanzas y su ejemplo práctico y sincero son apreciados por sus estudiantes y amig@s espirituales como un ejemplo vivo de practicante budista en la vida moderna.

comillas

Por medio de la meditación, aprendemos a crear un espacio en nuestro interior y una claridad mental que nos permiten controlar nuestra mente sin que nos afecten las circunstancias externas. De manera gradual, adquirimos una estabilidad mental que nos permite estar siempre felices, en lugar de oscilar entre los extremos de la euforia y el desaliento.
Si practicamos la meditación con regularidad, finalmente lograremos eliminar las perturbaciones mentales, la causa de todos nuestros problemas y sufrimientos. De este modo, disfrutaremos de paz interna permanente. A partir de entonces, día y noche, vida tras vida, solo experimentaremos paz y felicidad.

Ven. Gueshe Kelsang Gyatso Rimpoché